17 de marzo de 2007

Sagrera, barrio sin ley

Ayer vi un cartel en mi ascensor que me dejó un poco inquieto. Decía que en menos de un mes habían agredido a dos vecinos en frente del portal del edificio, y se conminaba a cerrar con llave día y noche por motivos de seguridad.
Aunque discrepo sobre dicha medida (no creo que sirva para evitar dichas agresiones), esta mañana un vecino me ha explicado quién ha sido la nueva víctima (la primera fue el vecino borracho del segundo): el presidente de la comunidad recién nombrado. Llegó a casa y unos tipos le atracaron, y al no llevar casi nada encima decidieron apalizarlo... En un descuido de estos, consiguió zafarse, meterse en el coche y salir pitando...
Afortunadamente, de momento no he tenido ningún percance... Esperemos que siga así. Hoy me he fijado en un par de vehículos de los mossos aparcados al lado de mi casa...

1 comentario:

Kate Mossa dijo...

Hola, soy Mossa, Kate Mossa, y te quiero decir, Hugo, que los índices delincuenciales en Sagrera son bajos. De todas maneras, no es un mal consejo cerrar con llave.Y van otros gratis: poner la balda por la noche, cerrar con pestillo la balconera (todo el día) y cerrar con llave siempre que salgamos. Te ahorrarás los de la radiografía, spidermans y otros cacos que merodean y que, efectivamente,pueden ser violentos.

Sé fuerte!
Por cierto, aprovecho para felicitar a Don Gumersindo Fraile por sus comentarios. Debe ser un gran tipo.