2 de marzo de 2007

Galeria de personajes: el camarero poeta del bar del CCCB

Acabo de comer con unos amigos en el Ce-Bar, el restaurante del CCCB, y uno de sus camareros (con un tatuaje de una jeringa con sangre en el antebrazo) nos ha obsequiado con semejante perla. Hablando de lo pequeñas que eran las mesas, nos suelta "mi madre siempre decía de las mujeres que están un poco grandes: vende culo o compra más braga". Nos hemos quedado pasmados...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

BRAVO!!!

ex koala mir dijo...

jajaja, boníssim !!!!!

jo, ni t´explico les coses que em passen per aquí .... l´ultima .... un taxiste, de camí a casa, m´omple de triptics, targetes i demés .... restaurants, bars, karaokes, etc. Quan arribem a casa, l´últim tríctic, era per anar de putus, em diu, que allà es folla de maravella.

apa, supera aquesta.

petons

Gumersindo Fraile dijo...

En el CCCB son un poco peculiares. Yo trabajé ahí colocando sillas y demás enseres hasta que me harté de llevar sillas arriba y abajo y las llevéde izquierda a derecha.
La coña del cccbarman es divertida y supongo que el personaje existe.
Me recuerda una noche en una tasca de la calle mercè, de esas que anuncian leche de pantera (rosa). No miento si digo que aquella noche se celebraba por lo menos el Primavera Sound Festival de las cucarachas en ese local. A decenas las había corriendo por las esquinas del techo. Advertido el tabernero: "Oiga que ahí hay muchas cucarachas!", él, salao, sin siquiera mirar donde estaba la manifestación no comunicada de cucas, nos suelta: "Pues aprovechad y pedidme que os sirva un platito (de cucas) que hoy no os las cobro".

Agit-Prop.