29 de enero de 2007

Apocalipsis en el Maremagnum


Si lo puedo remediar, no volveré nunca más al cine Maremagnum. Ayer por la tarde, tuve la desgracia de topar con uno de esos sujetos impresentables al que gustosamente hubiese ejecutado de un certero tiro en la nuca, a bocajarro. El hijoputa en cuestión debía estar borracho, o era subnormal profundo, pues no paró de interactuar e interpelar a los protagonistas de la apasionante y brutal (en sentido literal) "Apocalypto". Los comentarios eran tan infantiles y soeces (básicamente insultos del tipo "cabrón", "hijo de puta") que provocaban las risas del sufrido público presente. Vergüenza ajena.
Pese al coñazo de tener a un zumbado de tal calaña a demasiada poca distancia, el film de Mel Gibson me pareció demoledor. Todo el mundo lo ha dicho y es verdad: Mel disfuta, y mucho, mostrando la violencia en su estado más extremo. Por momentos aquello casi parecía "Holocausto caníbal"... Pese a esta incontinencia, se ha de reconocer que sobre todo la segunda mitad es trepidante. Una especie de "Acorralado" en tiempos pretéritos. La larguísima persecución final es de lo mejorcito del cine de acción de los últimos años. Y esa escena final, que no desvelaré, es la guinda que corona el pastel.
Aquellos de estómagos frágiles absténganse. El resto, háganse un favor y vayan a verla. Disfrutarán como enanos.

3 comentarios:

Profesor Shorofsky dijo...

Jo, qué diferentes somos cada uno de nosotros: lo que hubiese dado yo por tener a un sujeto como ese en mi sala. Yo no lo hubiera despreciado: sus comentarios, su falta de educación, tacto y maneras hubieran hecho que disfrutara (aún) más del espectáculo, como un audiocomentario a una buenísima película. Me encanta el cine de Mel Gibson. Y, como a Herzog, me chiflan las personas que se salen de las normas, los salvajes. Yo, es que soy tan educadito!

Profesor Shorofsky dijo...

Ah, y el Maremagnum me encanta, es como la plataforma de Waterworld, como la Reina de África o un trozo desprendido de hielo a la deriva. Mi cine preferido, un islote enganchado a BCN al que se accede por un puente desde el cual ves un cacho peces impresionantes, y una fauna humana impagable. Necesito Maremagnum!!!!

yuri dijo...

Una obra maestra en la persecucion y estoy de acuerdo con el profesor shorofsky, lo mejor de la pelicula la persecucion como el "Malvado Herzog". Y el final de la pelicula la conquista del dorado por los españoles, seguro que el profesor recuerda la pelicula "Aguirre o la colera de Dios" con Klaus Kinski.