15 de octubre de 2006

Ha muerto mi televisión


Mi compañera infatigable, que últimamente ya sufría demasiadas dolencias (auditivas y visuales), falleció irremediablemente ayer por la tarde. Tenía muchos años, quizás demasiados (la heredé de mi abuelo). Pero ha cumplido su cometido de sobras, y el próximo martes tendrá una nueva sustituta. La gran pregunta es ¿podré aguantar 72 horas sin televisión? Espero que sí. Como fieles aliados tendré a internet y a mi fiel ordenador, en el que empezaré a visionar "Prison break". Mi espalda puede que se resienta, y a mi sofá seguro que no le hace demasiada gracias. Pero así están las cosas...

1 comentario:

Profesor Shorofsky dijo...

pues ya era hora.... de qué siglo era este minitelevisor? no era el de los vecinos de La gran familia?