20 de noviembre de 2006

Violent Femmes: el concierto más freak del año


Sin ninguna duda. Y uno de los mejores también. Ha sido una sorpresa muy agradable, que no esperaba en absoluto. El trío original, acompañado de un joven percusionista, ha iniciado su demoledora actuación soltando hits del calibre de "Blister in the sun" de su primer álbum, ante el jolgorio del respetable (entradas sold-out por descontado). Pero a los tres temas han aparecido cinco músicos adicionales, a cada cual más freak (dejando de lado al batería Victor DeLorenzo, rey de freakies por excelencia, a la par que brillantísimo percusionista). Uno de estos era un viejo clavado a Sisa, llamado Doctor Chappel, vestido con bata de científico loco y encargado de instrumentos como el banjo, el ukelele o una especie de guitarra cuadrada. El momento más raro, raro, raro ha sido cuando ha cogido una especie de pequeño rastrillo, que se ha metido en la boca mientras sacaba extraños sonidos del mismo... Junto a Chappel, un saxofonista también de la tercera edad, pero que se pegaba unos solos de aúpa (todos temíamos por su salud al terminar). Más curioso todavía, un joven que llevaba colgado en el pecho una especia de pica metálica (washboard en inglés) de la que extraía vete a saber que ruiditos. Uno de los momentos álgidos ha sido cuando han interpretado una canción de bluegrass (country), con violín incluído y palmas atronadoras de los presentes. Verlo para creerlo. El bajista Brian Ritchie tampoco se ha quedado corto. Tocado con unas gafas de pasta naranja ridiculamente gigantescas, ha exhibido sus dotes usando su instrumento como si de una guitarra se tratara, ofreciendo unos solos increíbles gracias a un pedal de distorsión. También ha tocado una especie de bajo que parecía un palo (ignoro el nombre del instrumento) y que no debía tener más de una o dos cuerdas. El vocalista y guitarrista Gordon Gano, vestido con una camisa naranja y unas gafas redondas que le daban un aire muy serio e intelectual, también se ha lucido a lo grande, desgañitándose y ofreciéndolo todo.
Seguro que me dejo cosas en el tintero, pero la verdad es que ha sido un concierto absolutamente memorable y festivo. Una fiesta continua en la que todos han disfrutado como enanos. Tras hora y media, los de Milwaukee se han retirado con los atronadores y merecidísimos aplausos de todos nosotros. Brutal.

3 comentarios:

El oculista de Brian Ritchie dijo...

Grande, grande, grande!!! Va ser un "guateque freak" dels que es recorden durant molt de temps. Vull una action figure del Dr. Chappel amb el rastrell, la sabateta de bebé, la guitarra cuadrada i el crucifix d'instruments!!!

Bluegrass Galàctic dijo...

It's me again!!!

Mira't la pàgina www.eugenechadbourne.com i fliparàs amb el personatge i la seva discografia. Les meves indagacions han donat fruit...

Hugo dijo...

L'acabo de veure!Flipant el paio aquest. És Chadbourne i no Chappel!
Per cert, benvingut al ciberespai, ara et linko...