11 de mayo de 2007

Algo pasa con los Mossos...


Ya no son casos aislados, algo huele a podrido de verdad en los Mossos...

J. G. ALBALAT
BARCELONA
Elena P. no puede dormir. Esta joven rusa se despierta sobresaltada por las noches. No olvidará nunca el día de su 23 cumpleaños, el pasado 4 de abril, cuando fue detenida por los Mossos d'Esquadra y la llevaron a la comisaría de Les Corts. Entró en las dependencias policiales sin lesiones importantes --solo molestias en las muñecas por las esposas-- y salió de allí con 38 hematomas repartidos por el cuerpo, según constató, a las pocas horas, el servicio de urgencias del Valle Hebrón. Un DVD grabado por su novio al llegar a su casa, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, corrobora las lesiones.
La Conselleria de Interior mantiene la suspensión de empleo y sueldo a una mossa d'esquadra que presuntamente participó en la agresión a Elena P. en el cuarto de cacheos de la comisaría de Les Corts, mientras un juzgado de Barcelona ha abierto una investigación para esclarecer los presuntos abusos durante la permanencia de la joven rusa, que llegó a España a los 16 años, en las dependencias policiales. El juez del caso ha citado a declarar a la víctima.

BOFETADA
La presunta agresión de Elena P. fue grabada con una cámara oculta por la división de asuntos internos. Fuentes de la Direcció General de la Policía aseguraron ayer que el vídeo fue entregado primero a la fiscalía y después al juzgado, desconociendo la existencia de la película grabada por el novio de la joven. Las mismas fuentes, que evitaron valorar esta nueva prueba, explicaron que en el DVD de la división de asuntos internos únicamente se observa como una mossa pega una bofetada a la detenida, que estaba esposada, y la tira al suelo.
Sin embargo, el parte médico del Hospital del Vall d'Hebron, fechado a las 16.23 horas del 5 de abril, poco después de que Elena P. abandonara la comisaría de Les Corts, detalla que la joven padecía dolores generalizados por todo el cuerpo, "tras haber sido agredida" (en la causa de asistencia pone que en comisaría). Presentaba hematomas localizados en las rodillas, en la zona de las caderas, hombros, espalda, cara y zona lumbar. Según la descripción médica, 38 lesiones por el cuerpo.
Un anterior examen médico, realizado en el Hospital del Mar tras su detención y antes de ser conducida por la patrulla policial a la comisaría de Les Corts (entre las 2.35 horas y las 3.37 horas de la madrugada del día 5 de abril) solo expone que la joven tenía dolencias en la muñecas, quizás a causa de las esposas. No especifica ninguna lesión más.
Elena, representada por el abogado Carol Zanón, asegura que no entiende porqué fue detenida. "Eran las 12 más o menos de la noche y venía de mi fiesta de cumpleaños. No podía entrar en mi casa porque no encontraba las llaves y piqué a la puerta para que me abrieran", explica esta licenciada en Márketing y Relaciones Públicas, que trabaja en el sector de seguros. Algún vecino llamó a los Mossos y estos se personaron en el inmueble. "Me metieron en el ascensor a la fuerza y me dieron dos bofetadas en la cara. Yo solo pedía explicaciones. Me llevaron en el coche a comisaría".

BURLAS
En las dependencias policiales, según su relato, le llevaron a una habitación. No recuerda si una de las dos mossas que estaban le pegó o no una bofetada --aparece en el video de asuntos internos-- porque estaba "muy asustada", pero sí que la tiraron al suelo y que le quitaron a la fuerza la ropa. "Me rompieron la chaqueta, el pantalón y hasta el sujetador".
"Se reían y burlaban de mi acento, de mi ropa interior, de mi manicura. Tumbada boca abajo en el suelo me cogían de las hebillas del pantalón y las esposas, me levantaban y me tiraban. Me decían: te acordarás toda la vida de este cumpleaños. Me sentí humillada". El día 5 de abril al mediodía, cuando salió en libertad con la ropa destrozada y un tacón del zapato roto, llovía. Su novio la llevó al hospital de Vall d'Hebron y luego a la comisaría de los mossos en Sant Andreu para presentar una denuncia. Precisamente allí se topó con la mossa que la detuvo.

2 comentarios:

Francisco Franco Bahamonde dijo...

Para leer el periódico ya me conecto a su web. VAYA MIERDA DE BLOG!

ex koala mir dijo...

Jopé, com està el patio, no??

Veient això, jo passo de tornar a BCN, quina por !!!!

apali, petons!