1 de agosto de 2011

Bangkok bajo la lluvia



Ayer por la mañana llegué a Bangkok, tras un viaje de 9 horas que se me hizo eterno vía Estambul. Despegué de Barcelona a las doce de la mañana del sábado, pero al llegar al aeropuerto, a las 9h40, me encontré con una cola infernal: interminable y sinuosa, llegó incluso a cruzarse con la de otro vuelo, creando un caos absoluto, cosa que aprovecharon algunos listillos para colarse (alguno lo consiguó, la mayoría no). Afortunadamente me dieron pasillo en los dos vuelos, como había pedido (también pregunté por la salida de emergencia, más ancha, pero ya no quedaban plazas). Además, el control de equipaje de mano fue rapidísimo (algo nada habitual), y aproveché que saldríamos con retraso (detrás de mí quedaban todavía muchísimos pasajeros, pese a que en teoría ya no se podía embarcar) para ver la tienda oficial del Barça y desayunar algo. Me gustaba la segunda equipación (negra), pero el disparatado precio (¡81 euros!) me disuadió rápidamente... Y eso que en la planta superior, en el duty free, la vi por 16 euros menos (pero resultó ser para niños). Desayuné un Mcmuffin con salchicha y huevo (bastante bueno) y me dirigí a la puerta de embarque, que había cambiado, y que estaba ubicada en la otra punta... Salimos con bastante retraso, y durante el vuelo de 3 horas vi la comedia "Convención en Cedar Rapids" (con Ed Helms, el dentista de "Resacón en Las Vegas"), que no me acabó de convencer (suerte que no llegué a verla en el cine). Mi vecino de asiento era un chico joven de aspecto entre chino y latino con el que no crucé palabra.
En el aeropuerto de Estambul intenté conectarme a internet con mi netbook, pero no era gratis. Curiosamente, el avión de Turkish Airlines que me llevaría a Bangkok tenía las pantallas de tele más antiguas que las del anterior. En esta ocasión vi la comedia indie "Cyrus",(con John C. Reilly, que también salía en la anterior cinta) que me gustó bastante, además de "Origen" (me apetecía volver a verla) y "Soul surfer", un film sobre una surfista joven que pierde el brazo por el ataque de un tiburón y sigue surfeando (basada en un caso real). Mi vecino de vuelo era un señor de mediana edad que parecía turco, con el que tampoco hablé, y que olía bastante mal. El tío se pasó casi todo el vuelo jugando al backgammon de su pantalla... Yo no pegué ojo en casi todo el vuelo.
Ya en Bangkok, me tocó la cola de pasaportes más lenta de todas, y ya temía por mi mochila... Pero todavía seguía allí dando vueltas en la cinta, cuando pude pasar a recogerla. El nuevo aeropuerto de Bangkok está bastante bien, y lo mejor es que tiene un tren que te lleva directamente al centro de la ciudad. Lo tomé, y luego cambié al metro elevado para llegar al piso de mi amiga Mir, dónde me alojo. Llovía levemente cuando llegué, y de hecho hoy también ha estado lloviendo todo el día. Con Mir fuimos al inmenso mercadillo de Chatuchak, que se celebra solo los fines de semana y en el que yo no había estado nunca. No compramos nada, pero comimos un pad thai (el mío, de gambas, buenísimo y barato) y luego volvimos a casa en tuk tuk (me apetecía subir en uno de ellos). Por la noche cenamos con una amiga suya española en un restaurante oriental de buffet libre con barbacoa en cada mesa. Nos traían la carne cruda y nos la cocinábamos nosotros allí mismo. De regreso a casa vimos en el ordenador portátil la comedia española "Tensión sexual no resuelta" (malísima).

Esta mañana me he levantado al mediodía (necesitaba recuperar las horas que no dormí en el avión) y me he dado un masaje aromático de una hora en un local cercano al piso dónde estoy. El masajista era bueno, pero en ocasiones me ha hecho un poco de daño. Y lo peor es que yo tenía que llevar un ridículo tanga negro (suerte que era en una habitación individual). Luego he tomado el metro elevado (BTS) hasta el centro, y he comido un curry rojo tailandés buenísimo en el enorme y pijo centro comercial Central World, por el que he dado una vuelta antes de regresar al piso. Ahora saldremos a cenar. Queríamos ir al cine a ver "El árbol de la via" de Terrence Malick, con Brad Pitt, pero solo la dan a las 19h20 (ahora mismo), por lo que no llegamos. Mañana tengo que madrugar para tomar un vuelo a Kuala Lumpur y luego otro para Kota Kinabalu (Borneo). Ya escribiré desde allá en un par de días.

Adjunto foto del sofá-cama de Mir (intentaré colgar fotos de todas las habitaciones dónde duermo en este viaje).

2 comentarios:

mir dijo...

avui he vist the tree of life. rareta rareta! semblava més un reportatge del national geographic! 4 persones han marxat a mitja peli! jajaja

apali, a disfrutar pel paías veï!

Hugo dijo...

Ostres... Doncs si encara la fan quan torni hi aniré!!
Ara actualitzo el blog...