3 de marzo de 2009

Odio Barcelona: 4 preguntas sin respuesta

- ¿Por qué en la Fnac del Triangle es tan jodido conseguir entradas de conciertos? Hoy mismo, he tenido que esperar 45 minutos para hacerme con un billete para el Primavera Sound (de sábado, por supuesto: Neil Young, Jaywhawks, Sonic Youth... 58,10 euros). Tan solo había UNA sola chica en el puesto de venta, y la velocidad de la misma era limitadísima... A su lado, a escasos tres metros, otra compañera se aburría mortalmente... Esto es peor que el tercer mundo: la puta ineficiencia de recursos... Y hablando de la Fnac, ¿por qué el nuevo disco de U2 (en breve haré una crítica exhaustiva de éste) no se hallaba a la venta ayer lunes, mientras que sí se encontraba en discos Revolver (dónde me lo compré)? Una de dos: o a la Fnac se la han colado los distribuidores, o en Revolver se adelantaron al lanzamiento oficial (que no estaba claro si era el 2 o 3 de marzo).

- ¿Por qué en la tienda Sony Style de Rambla Cataluña no tenían el videojuego "Killzone 2" el día de su lanzamiento? No tiene perdón de Dios, porque este juego es una exclusiva de Playstation 3 (que es de SONY, para más inri). Mucha tienda fashion y muchas pollas, pero a la hora de la verdad, un cero a la izquierda... No volveré a poner los pies allí, por descontado.

- ¿Por qué en el Renoir Floridablanca la taquilla está cerrada hasta las 21h30? Claro, los taquilleros que vayan a cenar tranquilamente (como si no pudiesen hacer turnos), para jodernos al público (y clientes, a fin de cuentas) la cena, en el caso de que la peli empiece a las 22h... Lamentable.

- ¿Por qué la conexión a internet me va mucho más lenta si en teoría he doblado la velocidad de conexión (de 3 a 6 gigas)? Un misterio insondable.

Spain is different. O sea, una cutrez absoluta.

3 comentarios:

otto dijo...

Buenos, estás cabreado. Es oficial. Y me parece razonable que te piques con el mundo, pero:
En la Fnac -y en otros miles lugares más- siempre habrá colas gracias a que las promotoras de conciertos no han entendido que la venta de entradas debe hacerse como antaño: con hard ticket. Osea, los tacos de entradas de toda la vida. Uno paga la entrada y el tendero arranca la entrada del taco de billetes. Así de sencillo. Si la entrada debe salir de la impresora de un ordenador que está conectado al servidor de esa promotora, la cosa irá lenta siempre. Te invito a que me apoyes en la manifestación que voy a encabezar delante de las promotoras de este país en breve. Todos salimos perjudicados.

Ayer le regalé el disco de U2 a mi primo. Y lo compré en Triangle. ¿Dónde miraste tú, hombre de dios?

Lo del Renoir es de pena. Estoy contigo.

Spain is different, siempre fue así y siempre lo será.

Y un abrazo que te mando, joer.

Hugo dijo...

Otto, por descontado que te apoyaré en lo de los hard tickets!
En cuanto al disco, lo compré en Revolver, relee mi post!
Un abrazo

Mr. Green Dumb Leppard dijo...

¿Por qué cuando a un vagón de metro sube alguien a tocar (los cojones) música, no sólo nadie le recrimina sino que incluso hay quien les da dinero? ¿Harían lo mismo si me subo yo con un radiocassete escuchando a todo trapo los discos que oigo con auriculares para no molestar a los demás?